Faustina

Faustina es una abuela moderna, lista, y muy divertida.

A la caída de la noche, la rodeaban todos los niños del pueblo.

Faustina les contaba leyendas, a veces misteriosas, otras más tenebrosas.

A veces sus nietos y demás niños del pueblo jugaban con ella, la hacían rabear haciéndole trastadas. A ella le gustaban las bromas y no se enfadaba, pero ese día, pensó… “esta noche les contaré una leyenda de miedo”.

Cuando oscureció ya estaban todos los niños sentados alrededor de Faustina.

Empezó a contarles una leyenda antigua de su pueblo.

Era un matrimonio que vivían solos, un poco apartados del pueblo.

La mujer era muy miedosa y se recogía antes de que oscureciera la noche.

Pero un día tan entretenida estaba, hablando con las vecinas, que anochece sin darse cuenta de la hora.

Se despidió y haciéndose la fuerte, les dijo que ella no tenía miedo a la noche.

Cogió camino a su casa 🏡 pero iba con los ojos abiertos como platos, mirando a su alrededor, se asustaba hasta de su sombra.

Tan deprisa iba que se le enganchó la falda en una silva, ella pensó que era alguien que la estaba cogiendo y no quería mirar porque le daba miedo. Empezó ha hablarle a la silva como si de una persona se tratara.

No llevo dinero 💰 soy pobre, déjame ir. Tanto tiraba que cada vez se enganchaba más la falda.

Entonces pensó… “si no me suelta por las buenas, voy amenazarle”

Suéltame quien seas, porque si me doy la vuelta es para matarte, soy fuerte 💪 y no tengo miedo.

Echó un buen rato forcejeando con la silva, ella tiraba pero al aflojar el tirón la silva volvía llevarse la falda.

Cansada 😓 dio un tirón tan fuerte 💪 que consiguió soltarse de la silva, echo a correr sin mirar atrás, hasta llegar a su casa toda sofocada.

Su marido, que la esperaba preocupado 😟 por su tardanza, al verla entrar tan asustada y cansada, se levantó y la ayudó a sentarse.

El marido quería calmarla, pero la mujer con la respiración acelerada, quería contarle lo que le había pasado en el camino a casa.

Le dijo que se había encontrado un hombre en el camino, que la cogió de la falda y que tiraba y tiraba… que quería llevársela, pero ella que no tenía miedo, le amenazó. Diciendo “suéltame que te mato”, “llevo un cuchillo escondido y te corto la mano 🤚” le contó que forcejeará un buen rato con el hombre, pero al final huyó asustado, y ella echó a correr 🏃‍♀️ hasta la casa 🏡.

Así quedó la leyenda, de tanto miedo que tenía no quería ni ver lo que en realidad pasaba.

En el pueblo se hablaba de la valentía de la mujer al enfrentarse al desconocido asaltante.

Así nadie nunca supo la verdad, ni la propia mujer 👩 porque el miedo la cegara.

Mira atrás sin miedo, aprende de los errores, enfréntate al mundo 🌎 aunque este te atrape en esa bola 🎳 de mentiras 🤥 tú ve siempre con la verdad, porque esa es la única manera de encontrar tu propia tranquilidad.

Puri Cid.

Blancanieves

Blancanieves; La. Protagonista de este cuento que nos lleva a recuerdos maravillosos de la inocencia de un niño.

Aunque tengo que decir, que siempre me gustaron más los enanitos.

Seres entrañables, llenos de aventuras en su vida diaria del bosque.

Se podría escribir el día a día de cada uno de ellos, con su diversidad de caracteres nos harían pasar un buen ratito de lectura y sobre todo, hacernos sonreír, algo que, hoy en día cada vez se hace más difícil

Cerrando el ciclo de mis queridos enanitos, os dejo a la bella Blancanieves.

Espero hayáis disfrutado con estes dibujos, tanto como yo al realizarlos.

Puri Cid.

La Gaviota

Érase una vez una gaviota a la que le gustaba volar sin rumbo.

Un día tanto voló que perdió la noción del tiempo.

Cuando se dio cuenta había perdido de vista la playa.

Se encontraba sola en medio del mar, no veía sus compañeras.

Como había alcanzado mucha altura, tan solo veía mar y cielo.

Planeando con sus alas extendidas, se puso a pensar.

” Tengo que buscar un lugar donde descansar”

” Necesito encontrar el camino de vuelta a la playa”

” Es muy aburrido no tener con quién hablar”

Miro hacia abajo, y vio una roca sobresaliendo en el agua 💦

Descendió y se posó en ella, mirando a su alrededor con atención,

Se tomó su tiempo, no tenía prisa…

Hizo un vuelo bajo para pescar algo de comer 🍽

” Con el estómago lleno se piensa mejor”

Luego se echo una siesta 💤

Se quedó tan dormida, que anochecía cuando…

la despertó la sirena 🚨 de un barco 🛳

¡Y entonces pensó!

” No me gusta volar de noche sola”

“Si me acerco al barco 🛳 iré más descansada”

“Y seguro me lleva a tierra, donde encontraré mis amigas gaviotas”

Alzo el vuelo y se posó en el alto del mástil del barco 🛳

Desde allí tenía tan buena visión, que levantando un ala…

saludaba muy contenta a todo el que pasaba.

Y así llego a la playa donde las demás gaviotas la esperaban.

Contentas de verla regresar… se fueron todas juntas a descansar.

Autora.

Puri Cid.

Marujita

Marujita era una foto de calendario, a Pura le gustó tanto que la enmarcó y la tenía colgada en el pasillo de su casa. Pura tenia una hija pequeña, era bastante inquieta y revoltosa.

Pura solía ir al mercado muy temprano, y dejaba a Pitusa en cama, y como era tan traviesa le decía que se portara bien, sino que se iba con Marujita y que la iba querer más que a ella.

La mamá para hacer rabiar a su hija, le decía que era una niña que vivía en la misma ciudad pero en otro barrio, era la única manera de que Pitusa no se levantase de la cama mientras su mamá iba a la compra, porque se ponía muy celosa y hasta lloraba,

Así es como nació Marujita, de una foto de calendario.

Mocoso

Y ahora que el invierno está en la puerta 🚪. ¡Tenemos a Mocoso! Que nos recuerda que hay que prevenir los resfriados 🤧 con unas buenas vitaminas de… Una ración de amor, una porción de besos 💋 una cucharada de abrazos 🤗 un buen cazo de perdón, una buena mezcla de alegría… Batir todo muy bien 😀 y obtenemos un gran vaso 🥃 de fantasía. Todo en su justa medida nos hará vivir en paz ☮️ y armonía.

Gruñón

Como no dedicarle una parte a la fantasía con la que tanto he disfrutado con mis hijos…

hay una parte de mí que nunca morirá, el mundo de los sueños mezclado con fantasías acompañando a tan maravillosos personajes de un mundo feliz.

Si los humanos no dejamos morir esa parte de niños que todos llevamos, el mundo sería más equilibrado y feliz.

Esta serie de dibujos va dedicada a todas las personas que dejan que fluya su parte de niño, que la lleven presente en sus vidas.

No la escondáis, dejarla que vibre, aunque nos llamen locos…

Seremos eses locos maravillosos que creen en un mundo de sueños.

¡Un mundo mejor!

Dibujo realizado con Procreate y lápiz.

Musa Calíope

Dibujo realizado con Adobe Draw y lápiz pincel

Dedico este dibujo a todas/as los artistas que me siguen.

las musas eran divinidades femeninas. Para los escritores eran las diosas inspiradoras de la música. No obstante, posteriormente estas musas presidían los distintos tipos de poesía así como las artes y las ciencias.

Las musas inspiran a los filósofos y artistas, por tanto, han sido representadas en multitud de piezas artísticas durante toda la historia del hombre.

Los abuelos.

Nadie mejor que los abuelos para envolver de cariño un niño. Ellos saben poner una sonrisa en su boca con una caricia, un beso… El recuerdo de un abuelo se lleva en el corazón hasta el último suspiro. Los abuelos llenan de magia los momentos más bellos de un niño.
Puri Cid.

Ángel o Demonio

El demonio enamorado de aquellos sentimientos del ángel

Totalmente desconocidos para el.

¿Que era aquello que sentía y dolía a la vez?

¿Como apagar aquel amor que no habían buscado?

Cielo e infierno los separa,

Pero no querían separarse.

¡Se amaban!

El demonio amaba la dulzura y bondad del ángel.

El ángel con su amor anuló lo perverso del demonio.

El fuego y el agua no son compatibles,

Pero el amor todo lo puede,

Decidieron irse a la tierra y vivir su amor

Al margen de la perversidad del infierno

Y lo místico del cielo.

Porque siempre hay un medio para vivir en paz y amor

Sin sobrepasar los límites del mal o del bien.

En la tierra no hay nada malo, lo malo lo hace el hombre,

Tampoco hay nada perfecto en el cielo.

Pero con amor, respeto y tolerancia a los demás.

¡Nada es imposible!

Un demonio puede llevar un ángel en su interior,

Y un ángel su propio demonio.

Tan solo tenemos que aprender a sacar lo mejor de nuestro ¡yo!

Puri Cid.

La Rosa

La rosa

Tu vida es un gran río, va caudalosamente.
A su orilla, invisible, yo broto dulcemente.
Soy esa flor perdida entre juncos y achiras
que piadoso alimentas, pero acaso ni miras.

Cuando creces, me arrastras y me muero en tu seno;
cuando secas, me muero poco a poco en el cieno;
pero de nuevo vuelvo a brotar dulcemente
cuando en los días bellos vas caudalosamente.

Soy esa flor perdida que brota en tus riberas
humilde y silenciosa todas las primaveras.

Autor del poema: Alfonsina Storni

La espera


Antes que suene el presuroso timbre
y abran la puerta y entres, oh esperada
por la ansiedad, el universo tiene
que haber ejecutado una infinita
serie de actos concretos. Nadie puede
computar ese vértigo, la cifra
de lo que multiplican los espejos,
de sombras que se alargan y regresan,
de pasos que divergen y convergen.
La arena no sabría enumerarlos.
(En mi pecho, el reloj de sangre mide
el temeroso tiempo de la espera.)


Jorge Luis Borges 

Abre tus ojos

Abre tus ojos: Poema AntonCaes

la vida pasa

y solo pasa una vez,

no te dejes engañar por aquello que no ves,

abre tus ojos y mira bien,

pues todo tiene su porqué.

Pasado, presente, y futuro de la mano van.

Si quieres seguir el primero no puedes olvidar,

el segundo tienes que continuar para el tercero abarcar.

Abre tus ojos no dejes de mirar.


Poema: Antonio Caro Escobar.


Libro: Desde mi mente para tu alma.

Añoranza

A ORILLAS DEL SAR . (4)

Poema de : Rosalía de Castro

Tras de inútil fatiga, que mis fuerzas agota,
caigo en la senda amiga, donde una fuente brota
siempre serena y pura,
y con mirada incierta, busco por la llanura
no sé qué sombra vana o que esperanza muerta,
no sé qué flor tardía de virginal frescura
que no crece en la vía arenosa y desierta.

De la oscura Trabanca tras la espesa arboleda,
gallardamente arranca al pie de la vereda
La Torre y sus contornos cubiertos de follaje,
prestando a la mirada descanso en su ramaje
cuando de la ancha vega por vivo sol bañada
que las pupilas ciega,
atraviesa el espacio, gozosa y deslumbrada.

Como un eco perdido, como un amigo acento
que sueña cariñoso,
el familiar chirrido del carro perezoso
corre en alas del viento y llega hasta mi oído
cual en aquellos días hermosos y brillantes
en que las ansias mías eran quejas amantes,
eran dorados sueños y santas alegrías.

Ruge la Presa lejos…, y, de las aves nido,
Fondón cerca descansa;
la cándida abubilla bebe en el agua mansa
donde un tiempo he creído de la esperanza hermosa
beber el néctar sano, y hoy bebiera anhelosa
las aguas del olvido, que es de la muerte hermano;
donde de los vencejos que vuelan en la altura,
la sombra se refleja;
y en cuya linfa pura, blanca, el nenúfar brilla
por entre la verdura de la frondosa orilla.