La Gaviota

Érase una vez una gaviota a la que le gustaba volar sin rumbo.

Un día tanto voló que perdió la noción del tiempo.

Cuando se dio cuenta había perdido de vista la playa.

Se encontraba sola en medio del mar, no veía sus compañeras.

Como había alcanzado mucha altura, tan solo veía mar y cielo.

Planeando con sus alas extendidas, se puso a pensar.

” Tengo que buscar un lugar donde descansar”

” Necesito encontrar el camino de vuelta a la playa”

” Es muy aburrido no tener con quién hablar”

Miro hacia abajo, y vio una roca sobresaliendo en el agua 💦

Descendió y se posó en ella, mirando a su alrededor con atención,

Se tomó su tiempo, no tenía prisa…

Hizo un vuelo bajo para pescar algo de comer 🍽

” Con el estómago lleno se piensa mejor”

Luego se echo una siesta 💤

Se quedó tan dormida, que anochecía cuando…

la despertó la sirena 🚨 de un barco 🛳

¡Y entonces pensó!

” No me gusta volar de noche sola”

“Si me acerco al barco 🛳 iré más descansada”

“Y seguro me lleva a tierra, donde encontraré mis amigas gaviotas”

Alzo el vuelo y se posó en el alto del mástil del barco 🛳

Desde allí tenía tan buena visión, que levantando un ala…

saludaba muy contenta a todo el que pasaba.

Y así llego a la playa donde las demás gaviotas la esperaban.

Contentas de verla regresar… se fueron todas juntas a descansar.

Autora.

Puri Cid.

2 comentarios en “La Gaviota

Los comentarios están cerrados.