Gruñón

Como no dedicarle una parte a la fantasía con la que tanto he disfrutado con mis hijos…

hay una parte de mí que nunca morirá, el mundo de los sueños mezclado con fantasías acompañando a tan maravillosos personajes de un mundo feliz.

Si los humanos no dejamos morir esa parte de niños que todos llevamos, el mundo sería más equilibrado y feliz.

Esta serie de dibujos va dedicada a todas las personas que dejan que fluya su parte de niño, que la lleven presente en sus vidas.

No la escondáis, dejarla que vibre, aunque nos llamen locos…

Seremos eses locos maravillosos que creen en un mundo de sueños.

¡Un mundo mejor!

Dibujo realizado con Procreate y lápiz.