La verdad a veces duele

Tormenta en la ciudad

Y la verdad a veces duele,
pero aunque duela,
hay momentos en los que se necesita escuchar de boca de alguien más,
lo que uno mismo no puede decirse.
Loedar.