La despedida


¡La historia de Ella!
Pasaron siete años desde aquel último beso, aquel último abrazo, te despedías para no volver, estabas ciego y después de todos estés años sigues ciego. Los problemas hay que enfrentarse a ellos, huir es de cobardes, no aceptar la razón de los demás, es tener miedo de ser tú el que falla y no aceptar que no es blanco o negro, puede ser gris, por eso la vida nos regala la belleza de los colores, para tener diversidad de pensamientos y opiniones.No dar la oportunidad a tu oponente de rebatir tus razones de tan cruel decisión, es perverso.La vida es muy sabia, las verdades salen a la luz tarde o temprano, solo hay que tener paciencia y esperar, y ese día todos nos daremos cuenta de los años perdidos que nunca se podrán recuperar.Después de tanto tiempo ya nada será igual, todos cambiamos, maduramos, uno en ese tiempo se da cuenta que lo que era tan importante, ahora ya no lo es, coges otras prioridades, uno se hace más insensible, ya no eres aquella persona dispuesta a darlo todo por complacer, no antepones la felicidad de los demás como una prioridad, ahora la prioridad es uno mismo.Han sido tantos daños colaterales sufrido que si logras salir del pozo de tortura, es muy difícil volver a confiar. Llega un día en que uno mismo se sorprende de los sentimientos que a partir de ese día en que despiertas de esa pesadilla, cambias… Cambias la forma de pensar, llega la serenidad, darle el verdadero valor a la vida, la calma, la paz, el amor a uno mismo, empiezas a quererte, valorarte, y apartas la coraza que durante tantos años has llevado puesta, para dar paso a un nuevo ser que ha vuelto a nacer.Nacemos con una misión y un destino, nada podemos hacer para cambiarlo, podemos ser lo suficientemente valientes para aceptar y vivir felices, o podemos ser cobardes y esconder la cabeza para no ver, si es así, no sientes amor, respeto, admiración por esas personas que aun no siendo la prioridad de la vida, son las más importantes, porque sin ellas no estaríamos en el mundo.Después de todo este tiempo te das cuenta que la vida no tiene el mismo sentido, los problemas ya no te afectan igual, ya no te importa lo que la gente piense de ti, afrontas con valentía y calma los tropiezos, las zancadillas, incluso me atrevo a decir, te ríes de los que piensan que te están dañando, porque en realidad se están dañando a ellos mismos. Llegar a este punto en la vida es difícil, pero si lo consigues… sentirás el placer de haber vivido y la dicha de encontrar un sentido a todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: