¡Te perdono por todo!

Por el primer beso que me sacudió hasta el alma. Por hacerme volar cuando llegaste, por dejarme caer cuando te fuiste. Por haberme partido el corazón, y haberte librado de mí, sin mi consentimiento. Por si lees esto y decides volver. Por si alguna vez me necesitas… Por si aún me quieres… ¡Ya lo sabes! Te perdono por todo.

 

 

 

Loedar