Sonrío porque es mi mejor arma

Sonrío no porque la vida me vaya mejor o peor, sonrío porque ya pasé bastante tiempo triste, ya me cansé de andar buscando culpables. sonrío porque es mi mejor arma, porque a pesar de tantas tragedias… mi corazón sigue latiendo con amor, a un ritmo lento pero siempre sincero. sonrío por mi, por lo que soy y porque lo merezco.