Loedar (Puri Cid)

Arlequin

En tu cara siempre una sonrisa.

tus ojos lágrimas disfrazan,

lamento de un ayer…

que no volverá mañana.

Clamor de sonrisas olvidadas,

nobleza y bondad regalas,

admiración a un mimo que se expresa sin palabras.

¡Arlequín! de sueños mágicos. 

En tu dolor siempre verás con premura,

los sueños de un niño con su tutú blanco,

Eres como la lluvia cuando danza con el viento.

Entre risas y recuerdos aletargados,

fantasía de una quimera ,

años gloriosos de estrellas,

de aplausos y sueños truncados.

¡Arlequín! Emanas ternura y belleza,

tu energía es tu fuerza de subsistencia.

¿Y de qué otro modo es el pasado?

No son más que recuerdos inventados para lastimar,

según sean los deseos del pequeño arlequín.

Un día, allá, en algún lugar…

donde el odio no pueda llegar,

volveremos recordar aquellos días, años, de tanta felicidad.

Puri Cid (Loedar)

La ventana

Puedes amarme, silabaria

Puedes amarme, silabaria,
y darme un beso sustantivo?
un diccionario es un sepulcro
o es un panal de miel cerrado?
en qué ventana me quedé
mirando el tiempo sepultado?
o lo que miro desde lejos
es lo que no he vivido aún?
Pablo Neruda.



La espera


Antes que suene el presuroso timbre
y abran la puerta y entres, oh esperada
por la ansiedad, el universo tiene
que haber ejecutado una infinita
serie de actos concretos. Nadie puede
computar ese vértigo, la cifra
de lo que multiplican los espejos,
de sombras que se alargan y regresan,
de pasos que divergen y convergen.
La arena no sabría enumerarlos.
(En mi pecho, el reloj de sangre mide
el temeroso tiempo de la espera.)


Jorge Luis Borges 

Abre tus ojos

Abre tus ojos: Poema AntonCaes

la vida pasa

y solo pasa una vez,

no te dejes engañar por aquello que no ves,

abre tus ojos y mira bien,

pues todo tiene su porqué.

Pasado, presente, y futuro de la mano van.

Si quieres seguir el primero no puedes olvidar,

el segundo tienes que continuar para el tercero abarcar.

Abre tus ojos no dejes de mirar.


Poema: Antonio Caro Escobar.


Libro: Desde mi mente para tu alma.

Añoranza

A ORILLAS DEL SAR . (4)

Poema de : Rosalía de Castro

Tras de inútil fatiga, que mis fuerzas agota,
caigo en la senda amiga, donde una fuente brota
siempre serena y pura,
y con mirada incierta, busco por la llanura
no sé qué sombra vana o que esperanza muerta,
no sé qué flor tardía de virginal frescura
que no crece en la vía arenosa y desierta.

De la oscura Trabanca tras la espesa arboleda,
gallardamente arranca al pie de la vereda
La Torre y sus contornos cubiertos de follaje,
prestando a la mirada descanso en su ramaje
cuando de la ancha vega por vivo sol bañada
que las pupilas ciega,
atraviesa el espacio, gozosa y deslumbrada.

Como un eco perdido, como un amigo acento
que sueña cariñoso,
el familiar chirrido del carro perezoso
corre en alas del viento y llega hasta mi oído
cual en aquellos días hermosos y brillantes
en que las ansias mías eran quejas amantes,
eran dorados sueños y santas alegrías.

Ruge la Presa lejos…, y, de las aves nido,
Fondón cerca descansa;
la cándida abubilla bebe en el agua mansa
donde un tiempo he creído de la esperanza hermosa
beber el néctar sano, y hoy bebiera anhelosa
las aguas del olvido, que es de la muerte hermano;
donde de los vencejos que vuelan en la altura,
la sombra se refleja;
y en cuya linfa pura, blanca, el nenúfar brilla
por entre la verdura de la frondosa orilla.


Purpurina y su bebé Brillantina

Brillantina se acercaba con su mama Purpurina, al pequeño estanque para tomar un baño.

Iba muy alegre y contenta, porque al ser una tortuga de agua, le gustaba chapotear y dar vueltas en el estanque.

Su mama Purpurina le advertía de las precauciones que debía tener, al encontrarse sola, ya que era muy pequeña.

Mama Purpurina dejaba que Brillantina descubriera lo que iría aprendiendo a lo largo de su vida, pero de momento, no se alejaba mucho por si tenía que acudir en su ayuda.

Puri Cid.

Iba

Ilustración para un cuento.

Una ilustración realizada para quien se anime escribir un cuento.

Muchas gracias por seguir mis trabajos. Últimamente tengo poco tiempo de leeros, en cuanto pueda será mi prioridad.

Un abrazo amigos/as!!!

Kira

La ardilla Cody le encantan los cacahuetes; se pasaba el día corriendo por todo el bosque, con la ilusión de encontrar su comida más deseada.


La ardilla Kira subía a lo alto del bosque para observar los mejores frutos, así saltando de árbol en árbol tomaba su desayuno todas las mañanas.

Velehay

Aquí os traigo otro bonito cuento creado a partir de una imagen de Loedar, para la Guardería de peques.

Espero que os guste.

En un inmenso y profundo bosque donde vivían muchos animales y seres fantásticos, gnomos debajo de las setas que les servían de entrada a sus casas, duendes en los huecos de los árboles,ninfas en los juncos de la orilla del río, y hadas que parecían luciérnagas con sus varitas iluminadas al ser agitadas, vivía Calixta, una joven hada muy guapa y lista —lista por lo inteligente que era—.

Siempre estaba leyendo libros de flores, plantas  —los beneficios y los peligros de cada clase— y de animales, sus especies y familias, y lista, porque siempre estaba dispuesta a ayudar a quien lo necesitara. Si una mariposa se enredaba en la tela de una araña, allí estaba Calixta para ayudarla a escapar, eso sí, sin dañar ni a la…

Ver la entrada original 995 palabras más

Velehay

Otro bonito cuento a partir de una imagen de Loedar. Para la guarida de peques.

DrwTCQmUUAAD8d9

Mojito era el pequeño de una camada de ocho ratoncitos. Era un ratoncito de campo, pequeñito pero coqueto. De los ocho hermanos era el más presumido de todos: le gustaba atusarse el pelo con sus patitas, limpiarse los dientes con una ramita, los tenía tan brillantes que cuando sonreía el sol brillaba en ellos con alegría, sus bigotitos no podían tener una sola arruga, se los estiraba con gracia y salero. Su mamá le decía:

—Mojito, tú vales para modelo.

Mojito andaba con mucho estilo y galantería; las ratoncitas lo veían y suspiraban:

—¡Qué arte tiene Mojito; creo que estoy enamorada! —decían cuando él pasaba.

Una mañana de verano, Bigotón, el viejo gato cascarrabias, a uno de sus hermanos atrapó, solo se oían sus chillidos y lamentos.

—¡Socorro! ¡Auxilio! Me atrapó Bigotón! ¡Me…

Ver la entrada original 279 palabras más

Velehay

Hacía mucho que no escribía un cuento para niños, unos veinte o veinti tantos años, a petición de Greg de la Guarida de peques me insto a que le enviará uno y mira por donde una amiga Loedar, —quizás la conozcáis y si no ya estáis tardando mucho. 😉— Publicó a Purpurina y no se porque se me vino a la cabeza éste cuento que os dejo a continuación, así que dejad salir al niño que lleváis dentro y adelante disfrutad de esta cariñosa tortuguita.

Que por cierto me dijo su autora que Purpurina es una tortuga real como la vida misma, a ver si ella nos cuenta su y historia que nada tiene que ver con el cuento que os traigo.

Ya no me enrollo más y os dejo con Purpurina la tortuga bailarina.

134-11112018-purpurina

En un pequeño río de una pequeña ciudad vivía Purpurina: una pequeña tortuga…

Ver la entrada original 775 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: